JUAN ANTONIO ALGUACIL, PRESIDENTE DE AESPROF

by INFOACTUALIDAD

Madrid, 22 de octubre de 2020

"Nuestro estudio mostró la divergencia entre los fallecidos contabilizados y los que daba Sanidad".

La Asociación Española de Profesionales y Servicios Funerarios (Aesprof) publicó, el pasado mes de junio, un informe en el que se recogía el número de personas que realmente habrían fallecido en España entre el 14 de marzo y el 25 de mayo por la pandemia de COVID-19. 43.985 habrían perdido la vida en ese periodo, una cifra muy superior a la que daba el Ministerio de Sanidad en aquel momento (27.127).

La desviación se atribuía, principalmente, a que el estudio de las empresas funerarias incluía los fallecidos sospechosos de Covid-19, ya que en las primeras semanas no se realizaban test de detección, y porque también se contabilizan los fallecidos en residencias de ancianos, domicilios y centros hospitalarios, desde el 23 de marzo hasta el 23 de mayo. Aesprof, en su estudio, recoge datos obtenidos de 250 profesionales de cementerios, tanatorios y registros civiles, entre otros.

La estimación de los fallecidos por COVID-19 aportados por Aesprof concuerdan con los facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La primera semana de junio la estadística publicada por el INE indica que entre el 1 de enero y el 24 de mayo, murieron en España 225.930 personas, 43.945 más que en el mismo periodo del año anterior.

BOE-A-2020-3974 (Medidas especiales de enterramientos)

Uno de los trailer llegados desde la capital madrileña

Uno de los trailer con cadáveres llegado desde Madrid hasta Almería (Fuente: La Voz de Almería)

Juan Antonio Alguacil, presidente de Aesprof, asegura que el estudio que dieron a conocer “es el resultado de contabilizar provincia por provincia, comunidad por comunidad, los fallecidos por coronavirus con PCR positivo, con test de detección realizado, pero también los fallecidos sin prueba diagnóstica, en domicilios, hospitales y residencias de ancianos”.