ARRANCA EL FESTIVAL CUTRECON EN LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

by Amina Ould y Elia Esteban

Madrid, 23 de febrero de 2022

La 11º edición del Festival Internacional de Cine Cutre celebrado en Madrid comienza sus proyecciones en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. La primera jornada del ‘Cutrecon’ ha contado con la presencia de su principal organizador, Carlos Palencia, y con el director Alan Hofmanis, creador del ‘Wakaliwood’ y realizador de ‘Once upon a time in Uganda’.

IMG 20220223 WA0000

Rueda de prensa inicial del festival de cine "Cutrecon". (Fotografía: Amina Ould)

‘Wakaliwood'' es la manera en la que se denomina a la industria del cine en Uganda, la “meca” del cine africano. ‘Bad Black'', de Isaac Nbawana, (apodado como el Tarantino de África) es una de las películas que se han conseguido ver durante la primera jornada del festival del cine cutre. Con 150 dólares de presupuesto y la capacidad de coordinar a más de un centenar de personas sin apenas recursos, consiguió grabar películas de “acción, kung-fu y terror” y convertirlas en un fenómeno mundial gracias a la plataforma Youtube.

Alan Hofmanis, realizador americano del documental ‘Once upon a time in Uganda’, que recoge el rodaje de las películas de ‘Wakaliwood’, viajó al país africano fascinado por la creación de estos largometrajes. “Una buena película tiene la cualidad de ser transparente”, ha afirmado Hofmanis durante la rueda de prensa, quien, además, ha explicado que “no hace falta saber el idioma” para poder crear y entender estas películas.

Alan Hofmanis, cineasta americano de madre española, justifica el éxito de ‘Wakaliwood’ porque es “lo que la gente quiere ver”. Las películas son “entretenidas”, “transparentes” y superan las “barreras del idioma”, como las obras de Charles Chaplin o ‘Terminator’. “Crecí viendo ‘Karate Kid’ e ‘Indiana Jones’, pero ellos (población en Uganda) también”, afirma Hofmanis.

CINE LÚDICO QUE “GUSTA MUCHO”

Carlos Palencia, director del Festival Cutrecon, asegura que el “principal motor” del festival ·es la diversión y lo lúdico” aunque no ha querido dejar de lado la importancia del gran componente didáctico que este género ofrece.

El que fue estudiante de periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Palencia, ha querido invitar a los actuales alumnos a conocer el cine cutre, “se van a quedar fascinados”, afirma. Además, ha lanzado un reto a los propios estudiantes, a quienes anima a presentar “alguna muestra” en la próxima edición del festival que se celebra.

El trabajo de Carlos Palencia y de sus compañeros de equipo “se ve reconocido” y es algo que el director asegura que afronta “con mucha ilusión”. La experiencia de toda la organización en el mundo cultural es de lo que se “nutren”, ofreciéndole a los espectadores un cine de cachondeo que “gusta mucho” y que “hace reír sin pretenderlo”.