Picasso y Chanel: dos genios del siglo XX unidos en el Thyssen

by Andrea Hermida

Madrid, 14 de diciembre de 2022

“Más de cuatro años” le ha llevado a Paula Luengo, conservadora y responsable de exposiciones del Museo Nacional Thyssen Bornemisza, poder inaugurar Picasso/Chanel. Según cuenta a Infoactualidad, no fue un proyecto fácil: “La muestra debería haber llegado a nuestras salas bastante antes, pero la pandemia retrasó el proceso”. Además, muchas de las piezas que componen este diálogo entre moda y pintura llegaron a Madrid gracias a la colaboración de Almine y Bernard Ruiz- Picasso, Patrimoine de Chanel y el Musée National Picasso de París.

picasso chanel2

Exposición Picasso/Chanel en el Museo Thyssen. (Fotografía: Andrea Hermida)

Como comisaria de la exposición, Luengo explica que, en ocasiones, para la aprobación del préstamo de una obra tuvo que estar contactando todos los días durante semanas con la entidad correspondiente, por lo que –insiste- ha sido un trabajo “lento y complicado”. El proceso de selección de las piezas que cuentan la historia de estos dos vanguardistas también fue exhaustivo. “Desde que se solicitan los préstamos de las obras hasta que se aprueban pueden llegar a pasar meses, e incluso a última hora te pueden rechazar la petición. Si esto sucede, estás obligado a cambiar todo el esquema inicial de distribución de las obras”, asegura.

Conseguir el vestuario de Chanel tampoco fue fácil pues, como dice Luengo, “son piezas de los años veinte muy frágiles y es muy difícil conseguirlas”. El camino hasta la inauguración de la exposición ha estado repleto de anécdotas, entre ellas –recuerda- el hecho de que “no se sabía a quién pertenecían algunas obras, pero gracias a la ayuda de la Colección Picasso en París, se pudo traer retratos de Olga Picasso hechos por el mismo Picasso, pese que a día de hoy sigue sin saberse a quién o quiénes pertenecen”.

sdrj

Vestido de Chanel y retrato de Olga Picasso por Pablo Picasso. (Fotografía: Andrea Hermida)

Esta exhibición ha requerido de muchos profesionales, destacando la coordinación de profesionales tanto textil como de la pintura en lienzo al ser la fusión de dos exposiciones de autores distintos y de dos disciplinas diferentes. El tratamiento del textil requiere de unas medidas especiales, de forma que en la sala de exposición es necesaria una humedad, una temperatura y una exposición a la luz concreta para no deteriorar ningún tejido. Paula Luengo señala la importancia de cumplir los requisitos que exige cada pieza para que estén en perfecto estado.

La exposición refleja, además del trabajo y relación personal que unía a estos dos artistas, una colaboración internacional de distintos profesionales y museos. Podrá visitarse hasta el 15 de enero.