NICOLAS SARKOZY, CONDENADO A TRES AÑOS DE CÁRCEL POR CORRUPCIÓN Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS

by Paula Ramos

Madrid, 1 de marzo de 2020

El Tribunal Correccional de París ha condenado al expresidente de París, Nicolas Sarkozy, a tres años de prisión por delitos de corrupción y tráfico de influencias. El Tribunal abre la puerta, sin embargo, a la detención domiciliaria o a la vigilancia con un brazalete electrónico que evite a Sarkozy pisar la cárcel. La sentencia convierte a Sarkozy en el primer exmandatario francés en ser condenado a una pena de prisión firme.

 SARSOZY

Fotografía: El Economista

La sentencia del Tribunal, acusa a Sarkozy de formar parte de un “pacto de corrupción” —para beneficiar sus intereses judiciales personales—  junto con su abogado, Thierry Herzog, y el juez Gilbert Azibert. Azibert y Herzog se enfrentan a penas similares; con el añadido de cinco años de inhabilitación para ejercer la abogacía. Las escuchas, que han permitido juzgar al exmandatario, se interceptaron en el año 2014 mientras se investigaba otro caso sin relación.

La sentencia firmada por los jueces del Tribunal, señala la “particular gravedad” del delito cometido por el expresidente al considerar que este “se sirvió de su cargo y de sus relaciones” para “su interés personal”.

El tribunal ha matizado que, de los tres años de prisión, solo uno es “firme”. Sin embargo, podrá ser “convertida en detención domiciliaria o vigilancia con un brazalete electrónico”. Sarkozy, puede recurrir a la sentencia.

Caso Bygmalion

Dentro de dos semanas, Sarkozy tiene — de nuevo— una cita con la justicia francesa. En este caso, con motivo del llamado “caso Bygmalion”, por el que Sarkozy está acusado de “financiación ilegal de campaña” —en la que superó el techo de gasto de 20 millones de euros—. Bygmalion es el nombre de la empresa de comunicación y eventos que organizaba los mítines del expresidente durante la campaña presidencial del pasado año 2012. Al expresidente del Ejecutivo francés, se le acusa también en otra causa de haber recibido liquidez del régimen libio de Gadafi para financiar su campaña electoral de 2007.

La sentencia, pone en peligro la carrera a la presidencia de Sarkozy que —según ciertos sectores— tenía posibilidades en los próximos años. La carrera política del exmandatario, que tiene una gran influencia en la derecha francesa, se complica con esta sentencia que lo convierte en el primer expresidente sentenciado a prisión en firme.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios