ALEMANIA ANUNCIA UN CONFINAMIENTO GENERAL ESTRICTO DE CINCO DÍAS PARA SEMANA SANTA

by Carlos Ibarra G

Madrid, 23 de marzo de 2021

El país germano ha decidido echar el cierre desde el uno al cinco de abril debido al repunte de la incidencia por COVID-19. Las reuniones al aire libre estarán prohibidas y todos los comercios, salvo las tiendas de alimentación que abrirán el día tres, permanecerán cerrados durante esos cinco días. Su canciller, Angela Merkel, ha anunciado la decisión y ha calificado la situación del país de “muy grave”. Los líderes políticos del país también han acordado realizar PCR a todos los viajeros, independientemente del lugar de procedencia, y prolongar las restricciones generales hasta el 18 de abril.

merkel

La canciller alemana, Angela Merkel. Fuente: elDiario.es

Esta decisión ha sido tomada durante la madrugada del lunes al martes por el Gobierno federal y los dieciséis estados federados, tras una reunión que ha durado más de doce horas. Angela Merkel, ha comparecido, con rostro muy serio, en la rueda de prensa posterior a la reunión celebrada en la cancillería. En ella, Merkel ha expresado su preocupación por la variante británica del coronavirus: “Tenemos una nueva pandemia con la propagación de esta variante, porque es más mortífera y más infecciosa”.

Alemania decide cerrar el país ya que la incidencia acumulada se situó ayer en 107,3 casos por cada 100.000 habitantes. Si nos remontamos a mediados de febrero el país registraba 58,9 casos, un dato muy inferior con respecto a los 197,6 que registró el país alemán el 22 de diciembre. Merkel ha expresado, en relación a este tema, que prevé toques de queda en aquellas localidades que superen los cien casos por cada 100.000 habitantes.

Otro elemento importante que ha destacado la canciller para hacer efectivo este estricto confinamiento ha sido la realización de un test PCR de “obligación general” a todos los viajeros que lleguen a Alemania durante esos cinco días, sin importar su lugar de procedencia. El Gobierno federal, además, desaconseja “en general, todos los viajes que no sean estrictamente necesarios”.

Estas declaraciones llegan en mitad del revuelo producido las últimas semanas por la polémica en torno a las vacaciones de Semana Santa en Mallorca. Como recordatorio, las propias autoridades alemanas el pasado doce de marzo, sacaron a las Islas Baleares de la lista de zonas de riesgo, lo que ha provocado controversia en la población española, ya que no podrán disfrutar de estos días libres en sus destinos deseados.

Situación en España e Italia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertidos los últimos días que la COVID-19 vuelve a estar “en auge” en todo el mundo, incluida Europa. Mientras que España abre al turismo alemán y se blinda ante los españoles, la Comisión Europea ha pedido al país que “sea coherente en las restricciones de viaje que aplica dentro del país” y también con respecto a los desplazamientos desde y hacia otros países europeos.

Italia cierra para Semana Santa. El país sigue por encima de los 13.000 casos diarios y supera la barrera de los 350 fallecidos diarios, según fuentes sanitarias del país. Con esta situación, Italia ha declarado zona roja a todo el territorio durante los días tres, cuatro y cinco de abril. El gobierno italiano sí ha dado luz ver al turismo internacional.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios