BIDEN COLOCA A KAMALA HARRIS AL FRENTE DE LA GESTIÓN DE LA CRISIS MIGRATORIA EN LA FRONTERA DE ESTADOS UNIDOS CON MÉXICO

by Paula Ramos

Madrid, 26 de marzo de 2021

Joe Biden ha decidido asignar a la vicepresidenta, Kamala Harris, la gestión -en solitario- de la crisis migratoria en la frontera de Estados Unidos con México -que se ha agravado desde la toma de posesión del nuevo Ejecutivo-. Biden ha asegurado que “el nuevo aumento con el que estamos lidiando ahora comenzó en la Administración pasada” pero ha reconocido que es su “responsabilidad”. Harris, que trabajará con las administraciones de México, El Salvador, Honduras y Guatemala, ha afirmado que esta nueva responsabilidad es una “situación desafiante”.

kamalaharris

Joe Biden y Kamala Harris. Fuente: RTVE

“No puedo pensar en nadie que esté mejor calificado para hacer esto” sostuvo Biden sobre la asignación de Harris como responsable en la gestión de dicha crisis.

Una de las primeras cosa que hizo Biden al llegar a la Casa Blanca el pasado mes de enero fue revertir la política migratoria del expresidente republicano, Donald Trump; que abogaba por las devoluciones en caliente, sobre todo de los menores no acompañados. Biden, sin embargo, ha optado por legislar para poder procesar su ingreso en el país y darles asilo. “La anterior Administración desmanteló completamente el sistema de asilo. El sistema se destruyó, las instalaciones se cerraron y expulsaron de manera cruel a niños a manos de traficantes de personas. Hemos tenido que reconstruir el sistema entero”, sostiene el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas.

La situación en la frontera, que ha adquirido una dimensión mayor en los últimos meses, ha obligado a la administración estadounidense a coordinar un plan entre los diferentes países (México, El Salvador, Guatemala y Honduras) con el fin de trazar un plan conjunto para desacelerar el ritmo de llegada de los migrantes al país. Según documentos federales (consultados por el New York Times) los niños migrantes bajo custodia estadounidense en la frontera se han triplicado en las últimas semanas, alcanzando los 3.250. “No vengan a EEUU” sostienen desde la Casa Blanca.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios