CASA DE AMÉRICA RECIBE EL CUARTO PROGRAMA DE ACOGIDA A PERIODISTAS PERSEGUIDOS EN LATINOAMÉRICA

by David Rodríguez, Raquel Trillo

Madrid, 4 de noviembre de 2021.

Reporteros Sin Fronteras ha organizado por cuarta vez el Programa de acogida a periodistas perseguidos en Latinoamérica, financiado por el Ayuntamiento de Madrid. Casa América acogió a cuatro periodistas: Teresa Montaño, periodista en México, Óscar Parra, periodista en Colombia, Waldo Fernández, periodista en Cuba y una periodista proveniente de Nicaragua que ha preferido mantenerse entre el público para no mostrar su rostro por miedo a represalias a la hora de volver a su país.

rsflatam1

Presentación de la IV edición del programa de acogida a periodistas perseguidos en Latinoamérica. Fuente: David Rodríguez

El acto también ha contado con la presencia de la nueva presidenta de RSF en España, Aurora Mínguez,  el concejal del Área Delegada de Internacionalización y Cooperación del Ayuntamiento de Madrid, Santiago Saura, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís yla periodista Lula Gómez como moderadora.                           

Los protagonistas han relatado la travesía a la que se enfrentan ejerciendo la profesión periodística en su país. “Hay países en los que ser periodista es vivir con riesgo, la libertad de prensa es una utopía” comentó Aurora Mínguez.

Una de las periodistas asistentes no ha querido dar a conocer su identidad por los riesgos que podrían surgir al regresar a su país, Nicaragua. Durante su intervención, ha tratado la “Ley 1055'', aquella que castiga a todo aquel cuestione las organizaciones del mismo. Enfatiza en la importancia que tiene la prensa internacional y el “conseguir que la denuncia pública no se ahogue”. Agradece al Programa de Acogida en Madrid, que le ha servido como un “respiro físico y emocional”, e incluso la ha salvado de entrar a la cárcel.

rsflatam2

Sentados, Waldo Fernández, Teresa Monaño y Óscar Parra en Casa de América. Fuente: Raquel Trillo

La periodista mexicana Teresa Montaño ha sido la primera en intervenir. Tras realizar una investigación acerca del Gobierno y el uso que este hace de las rentas, fue despedida de El Heraldo de México, medio en el que trabajaba. “Un despido de este tipo es la máxima traición”, expresaba Montaño. El 13 de agosto de este año fue secuestrada durante 3 horas y le confiscaron parte de su equipo profesional, que contaba con cámaras y ordenador.

Óscar Parra, de origen colombiano, fue señalado por el Gobierno como afín a la guerrilla. Tras investigar y declarar que el Ejército de su país es “poco transparente'', se ha visto sometido a un acoso judicial. “El Gobierno presiona a quien cuestiona”, decía el periodista. Además destacaba que “hacer periodismo en Colombia es muy difícil”  por los riesgos propios del oficio, ya que muchas veces suele conllevar problemas familiares y emocionales.

Waldo Fernández, periodista proveniente de Cuba que cuenta con muchas amenazas a sus espaldas, ha destacado el uso de las redes sociales, que ayudaron a difundir rápidamente imágenes durante las protestas de julio en su país y le ayudaron también a que lo liberasen antes cuando fue detenido. Expresa que “los medios oficiales son propaganda” en Cuba y que “han perdido toda credibilidad”.

Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha destacado que “no valoramos el entorno seguro sin miedo”. Asimismo, ha recalcado que la libertad “conlleva responsabilidad”. “Es importante dar voz a quienes sí tienen miedo”. Además, ha considerado que la prensa “debería ser siempre independiente” y que la prensa oficialista no existe, ya que “en el momento que es oficialista deja de ser prensa”. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios