EL SUICIDIO DEBE DEJAR DE SER TABÚ EN ESPAÑA PARA PODER ENCONTRAR UNA SOLUCIÓN

by Raúl Pérez, Juanjo Arenas, Ana de la Torre y Amina Ould

Madrid, 25 de marzo de 2022

Rechazo, tabú y desconocimiento rodean a la palabra suicidio desde hace décadas. Esta es la segunda causa de muerte en nuestro país, una media de 11 personas al día pierden la vida por este motivo, o lo que es lo mismo, en España se suicida una persona cada dos horas

john everett millais ophelia thumbnail

Ofelia. (Fuente: My Modern Met)

3.941 suicidios en España durante 2020. Este dato ha causado que, durante los últimos meses, se pueda observar que, en los medios, a consecuencia de un reclamo social, dediquen más tiempo y espacios especializados a profesionales para que traten problemas como el suicidio o la salud mental. Pero este tema en sí genera controversia, ya que, si el tratamiento de la información no es el adecuado, puede causar un efecto reclamo poniendo en contraposición al Efecto Werther o efecto de contagio, con el Efecto Papageno o efecto positivo.

Sobre el papel el suicidio es un tema extenso ya que, pese a ser un problema social con información al alcance del que quiera tenerla, siempre se necesita un poco más, es decir, la voz de aquellos que estudian este fenómeno tanto desde los medios como desde la psicología. Por ello, en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM se ha celebrado una mesa redonda especializada llamada “Hablando sobre el suicidio”, con la participación de Guillermo Córdoba (Periodista especializado en el suicidio), Alejandro de la Torre (Psicólogo y docente) y Carmen Sánchez (Periodista y autora de ¿Hablamos sobre el suicidio?)

El suicidio debe de dejar de ser un tabú y convertirse en una historia transparente, se debe arrojar luz y se debe “querer” encontrar una solución, algo en lo que coinciden los tres ponentes de la mesa redonda. Las instituciones deben interesarse, coordinarse y definir un plan conjunto de actuación frente al suicidio al igual que se hace en la DGT o en los casos de violencia machista. También se deben visibilizar las conductas suicidas y no los suicidios, buscar un preventivo, un método de acción y no esperar a que el dato aumente debido a una nueva víctima. Los medios también deben poner su granito de arena y no hacer de los suicidios un hecho noticiable, si no tratar la información para que sus reportajes y artículos sirvan de ayuda y de vía de escape, lograr el efecto Papagano y no el Werther, y poder dar una nueva oportunidad, una nueva vida y un respiro a aquellos que ven en el suicidio la solución.

 EL TRATAMIENTO DEL SUICIDIO EN LOS MEDIOS

Desde los medios se trata el suicidio como un hecho opaco, es decir, sin trasfondo, simplemente es una noticia, un hecho noticiable. Este paradigma cambia a partir de los de la segunda década de los años 2000, cuando la sociedad comienza a desmitificar el suicidio y lo convierte en una realidad, en un problema social que les toca de cerca, y es por ello por lo que los medios comienzan a incluir en sus libros de estilos el suicidio como algo “especial”.

Aun así y hasta hace bien poco, por no decir 2021, solo se recogían noticias de suicidios cuando estos tenían una consecuencia pública, provocaban algún desorden en los servicios públicos como el transporte o tenían efectos colaterales. También se mencionaban en caso de que la persona que se suicidaba fuese una figura pública, como Robbie Williams, o que estuviera ligado a un problema social como los desahucios o la pobreza.

Desde que la sociedad tomó partido en esta causa los medios han reaccionado dando visibilidad al suicidio y a las causas que derivan en él, prestando atención a recursos de prevención como la inclusión de teléfonos de ayuda o dedicando extensos reportajes con contexto para aportar al lector causas específicas y no observaciones generales, con un lenguaje equilibrado, respetuoso e inclusivo para empatizar con aquellas personas que buscan un refugio en la información.

EFECTO WERTHER Y EFECTO PAPAGENO

Guillermo Córdoba, periodista especializado en el tratamiento del suicidio en los medios de comunicación, puso en la palestra los dos efectos que pueden provocar la información dependiendo de su tratamiento o enfoque.

El efecto Werther o efecto de contagio surge cuando al informar del suicidio se produce un blanqueamiento de este, es decir, se trata el suicidio como la solución de un problema, un final “feliz” o una decisión sin dolor.  Se debe omitir cualquier elemento personal que inspire compasión al lector y cualquier mensaje que sugiera que el suicidio es una salida eficaz a los problemas del suicida. Este efecto fue masivo en los caos de suicidio de Marilyn Monroe o Kurt Cobain.

En contraposición está el Efecto Papageno o efecto positivo. Se denomina efecto Papageno al fenómeno mediante el cual la exposición a modelos de conducta y a ejemplos de personas que inicialmente han pretendido quitarse la vida pero que finalmente han renunciado a dicha idea y superado las crisis, la angustia o las dificultades que se los provocaron genere en el espectador un efecto preventivo del suicidio. Este recibe su nombre de uno de los personajes principales de La flauta mágica de Mozart, un hombre humilde que precisamente durante la obra trata de quitarse la vida, pero al que tres espíritus terminarán por persuadirlo de abandonar su intento, mostrándole otras alternativas y posibilidades.

 EL SUICIDIO ES UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Alejandro de la Torre, psicólogo y docente en la Facultad de Psicología, compartió durante su ponencia la idea de que el suicidio como tal no es un problema mental, sino que es un problema de salud pública y que debe ser abarcado como tal. Para ello, ofreció una visión analítica y científica sobre el suicidio.

En un primer lugar, el suicidio ha de ser considerado como una conducta derivada de la conducta autodestructiva y autolesiva, muy común en jóvenes y que afecta aproximadamente al 25% de adolescentes. Las estadísticas demuestran que estas conductas son más comunes en mujeres, y que vienen acompañadas de TCA o más comúnmente conocidos como trastornos alimenticios. Las conductas autolesivas o autodestructivas tienen como fin aliviar el estrés, el sufrimiento o el dolor mediante las lesiones.

La conducta suicida conlleva la idea de quitarse la vida, es muy compleja ya que abarca un gran número de conductas previas o relacionadas. El proceso sigue las siguientes etapas: la ideación suicida, la planificación, el intento o reintento y el consumo del suicidio.

campeny1

Lucrecia: (Fuente: el poder de la palabra)

FACTORES DE PROTECCIÓN Y DE RIESGO

Existen determinados factores que aumentan la protección frente al suicidio o aumentan el riesgo de la consumación de este. Estos pueden ser sociocomunitarios o individuales.

Los sociocomunitarios son aquellos que implican al grupo social que rodea al individuo que desarrolla ideas suicidas. Pueden tener factores de protección como son planes de restricciones de medios dañinos, bolsas de ayuda familiar, apoyo social o por ejemplo la acción social periodística. También existen factores negativos como la pobreza, el efecto contagio, la falta de seguimiento de recomendaciones contra el suicidio o la poca inversión en este problema social.

Los individuales son aquellos que afectan al entorno directo del sujeto, y como con los sociocomunitarios pueden ser positivos: redes sociales, asistencia en salud mental, acompañamiento familiar o regulación emocional; o también pueden ser negativos como la edad, el sexo, los problemas psicológicos, la historia traumática o las adicciones.

EL DUELO ETERNO

“El duelo que se vive cuando tu ser querido decide suicidarse es el más complicado de los duelos, ya que, siempre quedará esa pregunta sin responder, ese pensamiento de culpa, de que podrías haber hecho algo más… al fin y al cabo hay que aceptarlo, admitir que es algo que ha pasado, que tu hermano se ha suicidado, y que es algo que te va a acompañar toda la vida, por ello hay que lidiar con ello”.

Este es el testimonio de Carmen Sánchez, graduada en periodismo y autora de ¿Hablamos del suicidio?, un libro inspirado en su propia historia, la historia de una mujer que de golpe y porrazo sufre la pérdida de su hermano, el cual decide acabar con su vida precipitándose por una ventana. Algo inesperado, que parece que solo sucede en las películas pero que no, que forma parte de la vida real, y que puede pasar en el entorno de cualquiera de nosotros.

Durante su ponencia, Carmen, habla de su propia historia, de su vivencia y de la supervivencia de una familia tras la pérdida de un ser querido. Lo hace contando su experiencia y su intimidad, desde las conversaciones con los psicólogos del SAMUR hasta los flashbacks al ver imágenes en los informativos sobre el suicidio. Imágenes que cuentan un hecho noticioso y no una historia, que, al fin y al cabo, sería lo que de verdad ayudaría a aquel que grita en silencio y que busca una cuerda que le ayude a huir del pensamiento suicida.

2018112318014256274

El suicidio Manet. (Fuente: Mundiario)

 ENTREVISTA

GUILLERMO CÓRDOBA: “HAY QUE INFORMAR A LA GENTE DE LOS DATOS DEL SUICIDIO”

Guillermo Córdoba, periodista experto en el tratamiento del suicidio por los medios de comunicación, destaca la importancia de informar a la población de la problemática del suicidio: “debe tener más protagonismo”. Junta al psicólogo y profesor Alejandro de la Torre se reúnen en la mesa redonda “Informando sobre el suicidio” celebrada en la Facultad de Ciencias de la Información para reflexionar acerca de cómo aborda la prensa el tema.

1-  ¿De qué manera ‘normalizamos’ el suicidio? Por ejemplo, en el caso del transporte ferroviario es común que haya interrupciones porque alguien se ha querido quitar la vida.

 Guillermo Córdoba: Se oculta con ‘problemas técnicos’, por un lado sería bueno ocultarlo por si hay una avalancha de suicidios como pasó en Viena en la década de los 80, los medios de comunicación informaban cada día de ello, cuando se informa mucho de ello las personas acuden ahí para intentar suicidarse. Los medios llevan a la gente a hablar de un tema y en este caso puede llevar a personas con intentos suicidas acudir al lugar.

2-  ¿Qué mecanismos deberían aportar las instituciones y el gobierno para luchar contra esta ola DE suicidioS?

Alejandro de la Torre: Básicamente, considerar al suicidio como un problema de salud PUBLICA, con ello crear una coordinación general para ABORDAR EL suicidio en España dotado con un presupuesto que llegue a todas las comunidades autonomías y se pueda coordinar. Algo parecido a la dirección general de tráfico la prevención de drogas, enfocarlo en la prevención.

3- ¿Cómo los medios de comunicación pueden informar del suicidio evitando la mitificación y lo tabú?

Guillermo Córdoba: Informando con mucho contexto y con testimonios de especialistas sobre lo que es el suicidio. 9 de cada 10 personas dejan alguna señal de alerta sobre su intento del suicidio, los medios pueden transmitir cómo podemos ayudar a una persona con tendencias suicidas. Hay que informar a la gente de los datos del suicidio porque si no se habla, no se sabe y la población debe saberlo. El problema del suicidio debe tener más protagonismo.

4- ¿Por qué la gente suele elegir el mismo lugar para suicidarse?

Guillermo Córdoba: Parece un lugar romántico y efectivo.

EL SUICIDIO: 10 CLAVES PARA INFORMAR

4KILVOEKXXO4LNR5GG6XDSXUOA

Chica ahogándose. (Fuente: Roy Lichtenstein)

Como medio de comunicación, nosotros tenemos la obligación de informar de la mejor manera posible acerca de este tema y si, de algo sirve, también poder ayudar a todas aquellas personas que presenten algún tipo de tentativa suicida. Por ello, aquí exponemos diez claves para saber explicar bien el asunto.

  1. 1. INFORMAR siempre con responsabilidad: nosotros, tenemos que hablar siempre de todos los temas que haya sobre la mesa y, si en este caso uno de ellos es el suicidio, debemos hablar de él de igual manera que con otro y no silenciarlo nunca. Sin embargo, la información que se dé siempre debe ser desde el respeto y cuidando mucho el lenguaje empleado para tratar de hacer el menor daño posible a los familiares. Se debe evitar algunas expresiones como; “salida, solución o víctima de suicidio”. En su lugar, estaría mejor hablar de ello como; “quitarse la vida o intento de suicidio”.
  2. 2. Los BULOS y las REDES SOCIALES: en este caso, estas dos claves van de la mano puesto que están vinculadas la una con la otra. Las redes sociales pueden ser en algunos casos beneficiosas, pero con este tema tan delicado se pueden convertir en nuestro peor enemigo, sobre todo cuando las noticias falsas se expanden como la pólvora y se llegan a hacer viral sin haber sido contrastadas.
  3. 3. PORTADA: este tipo de noticias no deben ir nunca en la primera página del periódico (a no ser que la persona que lo haya hecho sea pública). En su defecto, debería encasillarse en las páginas de sociedad o salud, puesto que se trata de un problema de salud pública.
  4. 4. DETALLES/SENSACIONALISMO: bajo ningún concepto se debe ir más allá de lo estrictamente informativo. Es decir, nunca se debe revelar el nombre, la edad o el método empleado. Eso sí, cuando el personaje es público el nombre y la edad si se debe indicar, pero el método llevado a cabo es poco recomendable.
  5. 5. SUPERVIVIENTES/ENFOQUE POSITIVO: se recomienda a los medios de comunicación el incluir dentro de sus programas y textos a testimonios en primera persona de aquellos individuos que tuvieron en algún momento de su vida una tentativa suicida, pero que supieron salir de ella. De esta forma, lo que se promueve es la superación y evitar muchos suicidios a través de la concienciación.
  6. 6. PUNTO DE VISTA ESPECIALIZADO: además de contar en los medios de comunicación con testimonios primarios, se debería a su vez contar con la voz de aquellos profesionales que estén especializados en esta materia tales como psicólogos, psiquiatras o unidades especializadas de Cuerpos de Seguridad.
  7. 7. FACTORES Y VINCULACIÓN: el suicidio es una práctica individual que puede llegar a obedecer a muchos factores, por ello hay que evitar hablar de causa y efecto, por ejemplo, vincularlo con algún acto heroico o romántico.
  8. 8. TELÉFONO DE AYUDA: los medios de comunicación, al igual que con otros asuntos como puede ser la violencia de género deben de incluir siempre que se está hablando de este tema algún teléfono de contacto que pueda servir de ayuda.
  9. 9. ADECUACIÓN DE FORMATOS: al tratarse de un tema tan espinoso y que hasta hace no mucho tiempo era “tabú”, los medios deben informar sobre el a través de la entrevista, el documental o el reportaje que permita aportar un mayor enfoque de esta realidad que se cobra alrededor de 11 vidas diarias en España.
  10. 10. EVITAR JUICIOS DE VALOR: nosotros como periodistas debemos hablar desde una perspectiva neutral y por ello nunca podemos emplear juicios de valor que puedan ser considerados como una ofensa para las víctimas o sus familiares a través de la estigmatización.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios